Perspectivas 2022 en comercio exterior

EDITORIAL

¿Qué tipo de perspectivas podemos esperar en 2022 respecto al comercio internacional? ¡Te lo contamos en este editorial!

A pesar de las crisis de suministro, de los contenedores y de los semiconductores que ha estado viviendo este sector recientemente, las previsiones son positivas e incluso se considera que el 2022 será el año de la recuperación del comercio internacional.

Respecto a las regiones, Asia será la que continúe experimentando un mayor crecimiento, seguida de Europa y Estados Unidos, mientras que Sudamérica y África quedarán más rezagadas. La tendencia en cuanto al crecimiento por regiones también es desigual.

Uno de los factores que más influirán en esta recuperación es el proceso de inmunización ante el Covid-19. La desigualdad en el proceso de recuperación viene en parte motivada por la desigualdad en el proceso de vacunación y por los diversos efectos de la pandemia en las economías y sociedades. No es posible seguir una pauta que nos proporcione unas previsiones o perspectivas del todo fiables ya que la incertidumbre general hace que se den cambios repentinos de forma constante en todos los ámbitos, incluido en el comercio exterior.

El crecimiento del comercio mundial en 2022 será de 4,7%; en 2023, de un 4%

Aunque existe el riesgo de una doble caída en el primer trimestre de 2022, se espera una normalización de los flujos comerciales internacionales en volumen a partir del segundo trimestre de 2022, impulsada por tres factores:

1.            Un descenso del gasto de los consumidores en bienes duraderos, dado su ciclo de sustitución más largo y el cambio hacia comportamientos de consumo más sostenibles.

2.            Una menor escasez de insumos. Los inventarios han vuelto a los niveles anteriores a la crisis, o incluso los han superado, en la mayoría de los sectores, y las inversiones han aumentado (principalmente en Estados Unidos).

3.            La reducción de la congestión del transporte marítimo (los pedidos mundiales de nuevos buques portacontenedores han alcanzado máximos históricos en los últimos meses, representando el 6,4% de la flota existente) y el gasto previsto de 17.000 millones de dólares en infraestructuras portuarias en Estados Unidos.

En general, esperamos que el crecimiento del comercio mundial en 2022 alcance el +4,7%. En 2023, sería del +4%, para luego volver gradualmente a sus niveles medios anteriores a la crisis. Sin embargo, esto se produce a expensas de un aumento de los desequilibrios mundiales. Estados Unidos registrará déficits comerciales sin precedentes (alrededor de 1,3 billones de dólares en 2022-2023), reflejados por un superávit comercial sin precedentes en China (760.000 millones de dólares de media). Por su parte, la zona euro también registrará un superávit superior a la media, de unos 330.000 millones de dólares», explica Françoise Huang, economista jefe para Asia-Pacífico de Euler Hermes.

Asimismo, sectores como energía, electrónica, y maquinaria y equipamiento se posicionan como los grandes vencedores en 2022. En 2023 será el sector de la automoción el que cobre mayor relevancia, gracias a la acumulación de trabajo.

Ecuador y China

China se convierte en el país referente para el comercio exterior, no solo como productor, el gobierno chino encabeza distintas iniciativas para abrir su mercado a nuevos exportadores, como son los programas de Comercio Electrónico Transfronterizo, entre otros, que se convierten en una oportunidad única para la consolidación de pequeños productores.

Con ello pronosticamos también para el Ecuador un crecimiento en comercio exterior para el 2022, considerando también las voluntades de los mandatarios de ambas naciones de estrechar lazos en temas claves para este sentido.

Mgsr. Darío Regalado

Presidente de la Cámara de Comercios Ecuador Shanghái China.

Perspectivas 2022 en comercio exterior
+ posts
Scroll hacia arriba
Abrir chat